Todas las personas, con muy pocas excepciones, tenemos un dispositivo móvil a nuestro alcance las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los celulares se han convertido en un elemento básico en la vida cotidiana, es como traer zapatos puestos. Y no solo es traerlo con nosotros mismo, sino que le confiamos toda nuestra información personal, desde la ubicación hasta nuestro estado de salud. Esta es la razón por la que los dispositivos móviles se han convertido en un blanco bastante vulnerable para cometer ciberdelitos como el robo de información personal, que trasciende a robos de cuentas bancarias, suplantación de identidad, hasta los más graves como secuestro.

Una de las maneras en las que nuestros dispositivos pueden ser vulnerados es al conectarnos a redes WiFi públicas, o incluso aunque no lo hagamos manualmente, los dispositivos buscan redes libres para poder conectarse, esto es un gran riesgo debido a la posibilidad de que alguna de estas redes esté diseñada para robar datos por medio de suplantación; o puede ser que la red tenga una red insegura y un atacante intercepte la comunicación para robarse la información.

Situaciones como las antes mencionadas ocurren comúnmente, muchas personas han perdido sus cuentas o han sido víctimas de clonación de sus tarjetas bancarias. Ante esta situación se recomienda desactivar el uso de WiFi en la calle, si no se está interesado en conectarse a alguna red en específico y solamente conectarse en lugares que sean de confianza.

Utilizar apks infectadas es algo que ya existe desde hace mucho tiempo, pero ha incrementado por la gran cantidad de usuarios que buscan alternativas para descargar aplicaciones fuera de la tienda oficial. Aunque eso tampoco evita que hayan ocurrido casos de aplicaciones que se hicieron conocidas por descubrir que eran maliciosas y lograron saltarse los filtros de seguridad, siendo publicadas como seguras.

Las apks infectadas es algo que ya existe desde hace mucho tiempo y que es un gran problema para los dispositivos con sistema operativo android y en los últimos años ha incrementado por la gran cantidad de usuarios que buscan alternativas para descargar aplicaciones fuera de la tienda oficial. Y aunque se han mejorado mucho las medidas de seguridad ante este problema, aún han aparecido casos de aplicaciones que se hicieron conocidas por descubrir que eran maliciosas y lograron saltarse los filtros de seguridad y que se publicaron como seguras.

Las llamadas fueron el primer método utilizado para el robo de información, para la extorsión e incluso para generar cobros en tarjetas. Actualmente denominado como phishing (término informático que distingue a un conjunto de técnicas que persiguen el engaño a una víctima ganándose su confianza, haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza, para manipularla y hacer que realice acciones que no debería realizar) esta técnica se adaptó a los medios de dispositivos móviles, donde se aprovecha el envío de mensajes SMS, de WhatsApp y Telegram para engañar a usuarios y lograr robar datos por medio de links o hacer que se descargue una apk maliciosa. Es ampliamente empleada y sigue siendo muy efectiva a los cibercriminales.

Al incrementar estos ciberdelitos, como usuarios de dispositivos móviles debemos pensar en como maximizar nuestra seguridad, algunas de las cosas que podemos hacer es, usar herramientas de autenticación multi-factor o autenticación de dos pasos, instalar un antivirus en nuestro dispositivo y adoptar una postura zero-trust, siendo muy desconfiados de cualquier aplicación que nos parezca sospechosa.

Publicidad por: Liz