Actualmente, la privacidad es un elemento que cada vez es más complicado de tener, así sea la más mínima acción que realicemos en la red, quedaran registrados datos nuestros que muy probable nunca podremos borrar, de aquí la importancia de maximizar las precauciones al momento de navegar por la red, para tener un mínimo riesgo ante los ciberdelitos. Uno de los más esenciales es contar con un servicio VPN, en especial cuando se está conectado a una red wifi pública, de esta manera el usuario estará protegido de intrusiones en su conexión, sin embargo, no está protegido del anonimato ni tampoco de un posible ataque mediante malware.

Las aplicaciones de navegación web prácticamente están en todas las computadoras y dispositivos móviles. Por lo que se deben adoptar medidas y saber cómo configurar el sistema para protegerse de la mejor manera.

Siempre mantener los sistemas actualizados

Muchas personas tienen la creencia de que las actualizaciones de los sistemas, solamente tienen el objetivo de mejorar las funciones, añadiendo nuevas herramientas para hacer más atractivos los sistemas, pero esto no es así, las actualizaciones también contienen muchas nuevas funciones que sirven para mejorar la seguridad de los programas. Se podría decir que la mejor herramienta para mantener un nivel alto de seguridad y además la más sencilla de aplicar por parte de los usuarios son las actualizaciones de los sistemas. La instalación de la actualización se debe hacer lo más pronto posible para minimizar los riesgos de ser víctimas de ataques, que no es una tarea difícil al estar presente la opción de actualizaciones automáticas en casi todos los dispositivos.

Verificar la composición de la URL

Puede ser bastante complicado detectar su un link es real o no. Lo primero que se debe hacer es tener cautela y no abrir un link ante la mínima sospecha de que se trate de un destino dudoso y verificando mediante otra vía que realmente sea auténtico. Una segunda opción es comprobar que la URL del link provenga originalmente del dominio de la empresa que “aparentemente” está enviando el mensaje, esto se puede hacer abriendo la página oficial de la empresa y comprobando la composición de la URL. Si hay alguna parte del link que no concuerde, es muy seguro que se trata de un ataque.

No confiar en las ventanas “Pop Up”

Con los nuevos navegadores se redujo en un importante porcentaje la posibilidad de encontrarse una pantalla llena de ventanas emergentes que se redirigieran a un sin fin de páginas no seguras. Sin embargo, la posibilidad de que una página contenga algunos de estos links que recomiendan la instalación de una complemento o la activación de una notificación. Esta vía suele estar protegida por las plataformas, pero el control no es total, por lo que se recomienda tener mucha cautela y ante cualquier duda evitar instalar o activar algo que no sea de total confianza.