En 1971 fue enviado el primer correo electrónico, lo hizo Ray Tomlinson, un programador al que le encomendaron modificar un sistema de comunicación utilizado por los militares, para que pudiera ser usado por las personas en general, logrando su tarea con éxito y a su vez inventando el símbolo arroba (@) que es uno de los más usados actualmente. El mensaje enviado, según se confirma en su propia web, posiblemente fue una cadena de caracteres como “QWERTYUIOP”. Un tanto familiar, ¿no les parece?.

A 50 años de su aparición que se cumplieron en el 2021 más del 50% de la población mundial posee al menos una dirección de correo electrónico y aproximadamente el 70% de las personas tiene más de un correo, que suelen emplear con diferentes propósitos, escolar, suscripciones, laboral, personal, etc.

Este invento revolucionó la comunicación y a pesar de la entrada al mercado de diversas plataformas de mensajería, sigue siendo actual, eficiente y utilizada principalmente en actividades corporativas por la formalidad y las múltiples funcionalidades de organización de los correos.

La llegada de los correos electrónicos hizo que el buzón físico se volviera un tanto obsoleto y aunque en la actualidad aún se emplea, su función principal es el envío de por ejemplo facturas, notificaciones bancarias. El e-mail se comenzó a utilizar como una manera de comunicación personal informal, sin embargo, durante las últimas dos décadas también fue sustituido por el auge de las redes sociales y una característica importante de la comunicación por medio de estas plataformas es que no se considera formal, no es usado para negociaciones corporativas y no tienen la reputación de ser usadas para este tipo de interacción. Por lo que el correo electrónico ha seguido vigente.

Pero este no es el único uso que se le da actualmente al correo electrónico, el e-mail marketing está altamente explotado en la actualidad, siendo una de las formas de hacer llegar a los usuarios campañas de marketing más utilizadas.

El e-mail seguirá sobreviviendo y encontrará la forma de renovarse sin perder la esencia que ha hecho que siga siendo vigente.

Publicado por: Liz