Al día de hoy no podemos hacer compras en línea sin terminar en una base de datos, estemos de acuerdo o no. La protección de datos personales digitales no se ha podido asegurar por completo, incluso aún es posible recibir malware mediante un correo electrónico, algo que debió resolverse desde hace años.

Navegar en internet es dejar constantemente datos sobre nosotros en las páginas que visitamos, voluntariamente o no; la mayoría de las veces aceptamos los términos y condiciones sin leer qué permisos le estamos dando a estas páginas para que puedan tener acceso a la información de nuestros dispositivos y no lo hacemos solamente porque no queremos leerlos sino que la terminología es difícil de entender para una gran parte de los usuarios, aunado a que la manera en que se nos presentan estos términos es tediosa y para nada ergonómica.

Nuestro rastro en internet está totalmente vigilado y cada dato que revelamos se canaliza hacia alguna empresa que lo puede utilizar para su propio beneficio. La mayoría de las veces aceptamos vivir con esta realidad, se nos hace gracioso o curioso que hablemos de comprar un producto, realizar un viaje, tomar un curso y de repente tenemos publicidad en todos lados sobre aquello que queríamos adquirir. Hasta este punto puede parecer inofensivo y el precio a pagar por usar “gratuitamente” las aplicaciones.

Podemos pensar que un dato personal nuestro no es muy relevante a menos que se trate de una cuenta bancaria o información muy sensible que repercuta en nuestras relaciones personales y laborales, pero cada dato es importante, puesto que el problema se complica cuando se tiene una gran cantidad de datos de millones de personas y se pueden utilizar de manera no benéfica.

Si bien se necesita una regulación muy estricta sobre la protección de los datos personales de manera digital, será bastante complicado quedar completamente seguro dentro de internet. Lo más recomendable es ser tener un minucioso cuidado con nuestros datos sensibles e informarnos sobre los términos y condiciones que aceptamos.

Publicado por: Liz